¡Sígueme!

lunes, 10 de agosto de 2015

Review Colorete 27 Quest Helena Rubinstein

¡Hola, chicas!
¿Cómo empezamos la semana? Yo ya estoy en Sevilla y hoy me toca día de playa. A Matalascañas vamos. Teníamos pensado pasar este año unos días en la playa pero, con los problemas que nos surgieron hace unas semanas nos fue imposible, así que no queríamos despedir el verano sin pasar un día de playa. La verdad es que a mí la playa... no me gusta, no va conmigo. Yo soy de piscina, más limpita, donde puedes ver el fondo, no hay algas y, sobretodo, no se te mete la sal en los ojos. Para gustos los colores.
Después de la parrafada os quiero hacer una pregunta... ¿no hay en vuestra familia una joyita maquillística de hace ya muchos años que habéis heredado o vais a heredar? En la mía sí, y es algo que descubría hace no mucho y que obra ya en mi poder.
Se trata del colorete 27 Quest de Helena Rubinstein. Toma ya. ¿Quieres verlo?

La verdad es que cuando lo vi no tenía muchas esperanzas en él. Es un colorete de hace ya bastante tiempo, de hecho han cambiado el formato de los mismo, ahora son cajitas más o menos cuadradas y no la polvera redonda que os enseño, aunque mantienen los tonos. Tanto el antiguo formato como el nuevo me parecen muy elegantes y muy acertada la elección de colores, aunque encuentro más práctico en packaging nuevo porque parece que abulta menos. A lo que iba, no tenía esperanzas en él por su antigüedad pero mi sorpresa vino cuando, al swatchearlo y quedarse mi abuela mirándome con cara de "esta niña está loca y se inventa palabras" vi que pigmentada a la perfección y que no era nada polvoriento. Después, probé a aplicarlo en la mano y dejarlo puesto unas horas. Nada, ningún tipo de reacción. Y allá que fui contentísima a probarlo ya en las mejillas... ¡y duró todo el día! Parece casi un milagro que, después de tanto tiempo, se mantenga en perfectas condiciones conservando sus propiedades. Un diez para él.


La polvera incluye una brocha biselada que, si os soy sincera, no veo útil aunque nos puede sacar del apuro... pero la verdad es que yo siempre llevo un kit de viaje en el bolso, así que no la usaría. También incluye un espejo lo cual se agradece mucho para retoques. En el colorete tiene marcado el logo de la marca. Contiene 5 g.


Este tono en concreto es un precioso fucsia violáceo satinado con algo de shimmer. No es purpurinoso y da un toque precioso de luz a las mejillas. Creo que le voy a dar muchísimo uso en invierno. Para que os hagáis una idea, es la versión discreta del colorete Pommergranate de Sleek.
Además, de destacar su duración, os puedo decir que es un rubor muy pigmentado, sedoso, fácil de difuminar, modulable y queda perfectamente integrado en la piel.

¿Y vosotras? ¿Tenéis alguna reliquia familiar? ¿Habéis probado la marca? ¿Qué os ha parecido?

¡Sígueme en las redes!

12 comentarios:

  1. Es bonito, aunque quizás lo veo algo subido, de hecho lo veo ideal para sombra en otoño!

    ResponderEliminar
  2. Caray, que colorete tan chulo! Desde luego es genial que después de tanto tiempo se conserve tan bien, seguro que le sacas mucho partido, tiene un tono que es amor!
    un besote

    ResponderEliminar
  3. qué bonito es! y no tengo tonos así!

    ResponderEliminar
  4. tiene un color impresionante!! yo no sería capaz a que me quedara integrado

    ResponderEliminar
  5. Tiene un color precioso. Lla marca es muy buena y lo único malo que tiene es su precio.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario! Recuerda que puedes dejar la url de tu blog siempre y cuando comentes sobre mi entrada pero no puedes dejar el enlace directo (el que, al pinchar en el texto, lleva directamente fuera de mi blog), esos comentarios no estarán permitidos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...